Seminario-espalda-patologias-1Uno de los mayores problemas de nuestra sociedad son los tan temidos problemas y dolores de espalda, los cuales se está demostrando que con una adecuada valoración y fortalecimiento de la espalda se pueden mejorar y desaparecer.  Por ello acudí este fin de semana al seminario “Ejercicio físico,  patologías y estabilidad de la columna vertebral”, el cual nos hacía llegar, desde el inicio, el aumento de estas patologías de columna vertebral en nuestra sociedad. Así como lo anticuado de algunos métodos para valorar y tratar las diferentes patologías que se sufren. Y cómo el ejercicio físico está cogiendo valor y posicionándose como una gran herramienta para solucionar estos problemas. Un gran seminario que aporta, sin duda alguna, nuevos enfoques e ideas a la hora de enfocar un entrenamiento personalizado a las diferentes patologías y características de mis clientes.

A continuación tenéis un pequeño resumen de la situación actual, según muestra el díptico del seminario:

Seminario-espalda-patologias-2

“Ejercicio físico, patologías y estabilidad de la columna vertebral.

Más del 80% de la población ha tenido lumbalgia alguna vez, dolencia que constituye el precio pagado por nuestra especie por la bipedestación, al recaer la carga sobre la zona lumbar.

La envergadura del dolor lumbar en la sociedad moderna hace que la podamos considerar como epidemia. Las consecuencias son transcendentales por el sufrimiento que genera y la gran cantidad de recursos que consume, siendo la principal causa de gasto público por conceptos asistenciales y laborales.

En los últimos años, la evidencia científica ha demostrado que los conceptos, técnicas diagnósticas y tratamientos que se consideraban dogmas hace 20 años son equivocados, cuando se pensaba que la causa del dolor de espalda eran las deformaciones o alteraciones estructurales de la columna, la escoliosis , el desgaste del disco intervertebral o las hernias discales; en cambio, hoy se sabe que esto es un error  y que más del 95% de las lumbalgias son inespecíficas.

El desequilibrio muscular y los factores psicosociales, emergen como posibles factores desencadenantes del dolor de espalda, en aquellos casos en los que no existe correlación entre las pruebas diagnósticas y la sintomatología.

Cada vez se le atribuye más importancia al ejercicio físico  como factor de prevención y tratamiento del dolor de espalda, y es por ello que los profesionales del ejercicio físico debemos conocer qué y cómo trabajarlo.”

Un saludo.

PD: Detente un momento y piensa, ¿me suele molestar y/o doler la espalda?, si es así, ya sabes, existe una posible solución, ejercicio adaptado a ti.